Dióxido de Azufre (SO2)

El SO2 es un gas no inflamable ni explosivo, invisible, irritante y con un olor penetrante. Durante su proceso de oxidación en la atmósfera, este gas forma sulfatos que forman parte del material particulado PM10. En presencia de humedad, el dióxido de azufre forma aerosoles y es precursor del material particulado secundario o fino (PM2,5). Es considerado uno de los principales responsables del fenómeno de la lluvia ácida.

Al igual de lo que ocurre con otros contaminantes, las personas con enfermedades pulmonares obstructivas crónicas y con problemas cardíacos son más sensibles a los efectos del SO2, así como menores de 6 años y mayores de 65 años.

Publicado en .